“La gente está más calmada y eso nos tranquiliza”


La lesión de Adalberto Román le abrió una puerta a Leandro González Pirez y, en diálogo con 100% River (Cadena Eco, AM 1220), destacó: “Estoy pudiendo volver a levantar el nivel y me pone muy contento que Ramón diga que está contento conmigo”.

Todos arrancaron de cero y él fue uno de los perjudicados. En el ciclo de Matías Almeyda era titular y con la llegada de Ramón Díaz y Román pasó a ser suplente. Ante una nueva posibilidad de ir desde el arranque, lo hará el domingo ante Tigre, no escatimó en elogios para ninguno de los dos. “Ramón es una persona muy influyente en el club. Es el técnico más ganador de la historia de River. Tiene un nombre muy importante dentro del club y ya lo mirás de otra manera, lo escuchás de otra forma y trabajás con otra predisposición”, expresó sobre el nuevo entrenador. Y, en relación al defensor paraguayo, dijo: “Me parece un gran jugador. Creo que en la primera etapa que estuvo acá también hizo muy buenos partidos. Me parece que lo condenaron por el último, que lamentablemente fue lo que marcó. Después se tuvo que ir por lo que le pasó. Pero ahora Ramón le dio mucha confianza, nosotros también y creo que a él le jugó a favor. Está haciendo unos excelentes partidos y un excelente trabajo”.

Además, confesó que se viven tiempos mejores. “El cambio pasa por la gente, por Ramón, por los jugadores. Pasa porque al venir un técnico nuevo se renueva la expectativa, se renueva la onda, empiezan todos de cero y entonces es otra la recepción. Al venir Ramón cambió un poco a la gente y la gente te contagia”, remarcó.

En cuanto a Juan Manuel Iturbe, la nueva expectativa de River, sentenció: “Fui compañero suyo en el Sudamericano y en el mundial. Es un avión. Es hiper rápido. Es un jugador muy desequilibrante que tiene una muy buena pegada. Con la gambeta en velocidad es prácticamente imparable. Es un jugador que si tiene un mínimo espacio, es muy difícil sacarle la pelota por la velocidad que tiene. Creo que si se tranquiliza y lo sabemos aprovechar, puede darnos muchas alegrías”.