Ramón: el de hoy, el de siempre

El 12 de mayo de 2002, a una fecha del cierre del Clausura, River se aseguraba un campeonato más. Ramón festejó la goleada 5 a 1 ante Argentinos y la consagración sin saber que sería su último partido en el Monumental. Hoy, a casi 11 años después, volverá a sentarse en el banco que da a la Sívori.

El Monumental lo extrañaba. Es cierto, lo volvió a ver pero no se reconocieron. Uno enfundaba colores ajenos, el otro sufría. Ninguno de los dos estaba acostumbrado a eso.

Pero pasó el tiempo, el riojano se despojó de ropas foráneas y el estadio se quedó sin más lágrimas por verter. Entonces, indefectiblemente, se volvieron a encontrar. Fue, nuevamente, en una anteúltima fecha -aunque esta no traía consagraciones bajo el brazo-. Fue apenas un saludo y hoy tendrán su reencuentro.

En el estadio de Figueroa Alcorta y Udaondo, Ramón Angel Díaz dirigió 105 partidos por torneos oficiales con 68 victorias, 25 empates y 12 (233 goles a favor y 94 en contra).

El rival que oficiará de juez en el asunto será Estudiantes de la Plata. Contra el equipo platense, Ramón dirigió 11 encuentros: 7 victorias, un empate y 3 derrotas. Como local, lo enfrentó 5 veces con 3 victorias, un empate y una derrota.

Los antecedentes justifican la ilusión. Aún más lo hacen si se tiene en cuenta que ganó las últimas tres veces que lo enfrentó en el Monumental: 2 a 1 en el Clausura 98 con goles de Netto y Cardetti; 1 a 0 en el Clausura 99 con tanto del Pichi Escudero y 3 a 0 en el Apertura 2001 gracias a las dos conquistas de Cambiasso y una de D’alessandro.