Iturbe debutó y mostró sus credenciales

En poco 20 minutos, Juan Manuel Iturbe demostró porque vino. Hábil, encarador y vertiginoso, el delantero de 20 años debutó en River y revolucionó el equipo en los últimos metros. ¿Será titular ante Tigre?

Corría el minuto 28 del complemento cuando Ramón mostró sus cartas. En la semana había practicado con el tridente de ataque y, feliz por el resultado, apostó por hacerlo en el Monumental. Mandó a la cancha al ex atacante del Porto y mandó a descansar a Lanzini. Esos 20 minutos en cancha (sumados los tres de adición), sirvieron para confirmar que el refuerzo es tal y no un nombre más.

Volcado por la izquierda, Iturbe inyectó de ganas al ataque Millonario. En su velocidad y predisposición, el equipo encontró una palmada en medio de la pasividad de los complemento. Y él graficó la importancia de Ramón en ese aspecto. “Ramón me dio la confianza que necesitaba y hoy me pidió que preocupe a los rivales. Creo que se dio así”, dijo.

Era su debut absoluto en el fútbol argentino y Rodrigo Braña se encargó de explicarle cómo se juega por estos lares. En la primera pelota que tocó, el ex Quilmes lo revoleó por los aires. De esa infracción llegó un tiro libre de Mora que se fue rozando el palo derecho del arco que defendía Agustín Silva. Antes del minuto de juego, demostró que puede aportar en juego tanto como en circunstancias que propicien el gol.

Dos minutos después, se mostró como alternativa de pase para Trezeguet, se abrió al único lugar que no había marca y sacó un violento remate que contuvo el arquero de Estudiantes. Con el franco-argentino se asoció en un par de oportunidades y despertó la ilusión de una nueva sociedad. “Es el mejor de todos, el ídolo de River hoy por hoy. Fue especial jugar a su lado”, confesó Iturbe.

Fueron 20 minutos y el saldo fue positivo. Román lo piensa como titular, él trabaja para eso y el esquema podría modificarse para que así sea. ¿Se animará el DT a probar con tres delanteros ante Tigre?