Desde Francia, con amor


Si volvieron todos, cómo no iban a regresar sus goles. Tras cinco meses de sequía, Trezeguet festejó su segundo tanto en Primera y fue uno de esos que llevan la marca del franco-argentino.

Corrían 31 minutos en la primera parte y Rojas puso la pelota en el aire, al segundo palo. La pelota iba a volver a entrar, era claro, pero él quiso darle su impronta como para no ser menos en una jornada en la que el Monumental recibió el regreso de Ramón Díaz. Entonces, se arqueó para atrás y metió un remate de volea, de pique al suelo, para vulnerar la resistencia de Agustín Silva.

Y la historia se repitió. Fue el arco que da a la tribuna Sívori el que vio mover sus redes, como había sucedido en el único gol del Capitán en Primera, el 5 de septiembre del año pasado ante Newell’s por la sexta fecha del Torneo Inicial.

¿Será el primero de varios? Eso espera todo hincha de River y él, claro, que es uno más.