Las pruebas de Ramón

En el ensayo formal de fútbol, el Pelado ubicó a Cirigliano en el lugar del suspendido Ponzio. Además, le dio minutos a Funes Mori, Rojas e Iturbe. 

A los técnicos les gusta que sus equipos salgan de memoria. Que se mantengan once en buen nivel y que haya que meter poca mano. Ramón Díaz anda en esa línea, aunque esta vez está obligado a tocar. Como Ponzio no puede jugar ante Estudiantes por haber sido expulsado con Belgrano, el riojano pensó y pensó toda la semana quién sería su mejor reemplazante. Y si bien parecía que la carrera la ganaba Ariel Rojas, en el primer ensayo formal de la semana Ramón puso a Ezequiel Cirigliano como ladero del Lobo Ledesma. El de Caseros ahora corre con ventaja, aunque fue una prueba. Una de las tantas que hizo el DT en el entrenamiento a puertas cerradas, en Ezeiza.

Barovero; Mercado, Román, Bottinelli; Sánchez, Ledesma, Cirigliano, Vangioni; Lanzini; Mora y Trezeguet fueron los once de movida, aunque en el transcurso de la práctica fue cambiando. Primero entró Rogelio Funes Mori por David. Luego salió Lanzini e ingresó Rojas y se armó un 4-4-2. Y más tarde Iturbe reemplazó a Ledesma para quedar con un 3-4-3 sin enganche, con el ex Porto -aún inhabilitado para jugar- tirándose más atrás.

El dato es que Cirigliano nunca fue reemplazado y, así parece, iría de movida con el Pincha. Pero Ramón seguirá probando…