Vangioni, el mejor a pesar del penal

En un partido cerrado, River fue más que Boca. Sin embargo, la tiranía de los penales dejaron al Millonario sin festejo y a Vangioni con una mancha negra. A pesar de ser el mejor en los 90 minutos, erró en la tanda definitoria y bajó un punto en su rendimiento. Así y todo, su rendimiento ilusiona a Ramón Díaz, que enfatizó: “Vangioni volvió a ser el mejor”.

Marcelo Barovero (6): Flojo en la primera parte, tuvo una reacción tardía que casi deriva en gol de Boca. En el segundo tiempo tuvo una sola intervención y salvó el cero. Luego, tapó sólo uno de los seis penales que le remataron.

Gabriel Mercado (6): Sin inconvenientes en la marca, se proyectó siempre que pudo y dejó claro que está cómodo en su rol de stopper.

Adalberto Román (6.5): Fue uno de los mejores de River. Firme en la marca, tiempista para cortar y peligroso en el área rival con la pelota parada. El líder de la defensa.

Jonathan Bottinelli (5): En el primer período sacó todo por arriba. En el complemento bajó su rendimiento y perdió continuamente en los pocos embates del rival.

Carlos Sánchez (6): Doble agente. Dejó todo en ataque, se lució con tres caños y probó desde lejos. También aportó en defensa y colaboró para contener la carrera de Colazo, lo hizo desaparecer.

Leonardo Ponzio (6): Es la manija del equipo. Se engancha con los de arriba y no por eso descuida sus espaldas. Hace el trabajo sucio para recuperar y colabora en la elaboración de juego.

Cristian Ledesma (5): Flojo, no gravitó. Se lo notó lento, sin reflejos. Se fue sin haber participado en el juego del equipo.

Leonel Vangioni (7): La figura. Erra el que patea y el ex Newell’s tuvo el coraje para pedir el penal y, después de un partido desgastante, se animó a participar de la ronda final. Ustari le detuvo el disparo pero eso no empaña el nivel evidenciado en el partido. Fue el más claro en ataque, puso dos pase gol y colaboró con la defensa.

Mauro Díaz (5): Si mantuviera el nivel que insinúa, el resultado y el puntaje serían distintos. Pero desaparece y sus compañeros lo necesita. Pinceladas de buen fútbol que ilusionan pero que no alcanzan para darle certezas al DT.

Rogelio Funes Mori (5): Ramón lo quiere sacar goleador pero si él no controla sus ansias por convertir, difícilmente lo logre. El Mellizo tuvo una clara y definió desviado. Pese a eso, mostró entrega, ubicuidad, buen entendimiento con Díaz y gran movilidad. Falta el gol, si no fuese delantero de área sería un detalle secundario…

Rodrigo Mora (6): Arrancó metido en el juego, rápido, pero se fue apagando. En el segundo tiempo no remató al arco. Mostró coraje para patear el último penal a riesgo de perder el duelo y lo convirtió.

Ariel Rojas (5): Buen rendimiento en el lapso que le tocó jugar. Se paró de doble cinco y fue un gran socio de Ponzio. Quedó la impresión que podría haber puesto mayor ímpetu en el remate final: Pateó, erró y quedó como la imagen de la derrota.

David Trezeguet (5): A contramano de las jugadas. Ramón le dio otra chance y no pateó al arco. Lanzini lo dejó sólo y él le erró a la pelota. Muy bajo.

Manuel Lanzini (5): Entró enchufado pero con un exceso de individualismo. Puso una bola clara de gol pero eligió la personal en el resto de sus intervenciones. Es enganche, debe colaborar con los de arriba y no intentar siempre convertir su gol.