Passarella, a 23 años

Daniel Alberto Passarella debutó un día como hoy en el banco de River Plate. En la ciudad de Rosario y por la fecha 20 del campeonato 89/90, empató  en uno frente a Newell´s Old Boys.

Poco tiempo transcurrió del alejamiento definitivo del Kaiser de las canchas, hasta su contratación como director técnico seis meses después. Más precisamente fue un 27 de julio del año 89 cuando dejó el fútbol profesional, luego de derrotar a Boca 2-1 en un partido correspondiente a la Liguilla Pre-Libertadores.

Por ese entonces, el equipo era dirigido técnicamente por otra leyenda: Reinaldo Merlo. El equipo de Mostaza realizó una gran primera rueda, en la que cosechó 25 puntos, producto de diez victorias, cinco empates y cuatro derrotas. Al finalizar aquel año 89, renunció tras la caída del presidente de turno, Osvaldo Di Carlo, en los comicios presidenciales.

Daniel se hizo cargo de aquel plantel, en lo que significó su primera experiencia como DT. Y mal no le fue. River se mostró demoledor, casi invencible. De la mano de un gran ataque conformado por Ramón Medina Bello y Rubén Da Silva, el Millonario consiguió nuevamente diez victorias en la segunda rueda. Además, empató ocho y solo cayó derrotado en una ocasión. El 13 de mayo, con dos tantos del Mencho, derrotó 2-0 a Estudiantes en el Monumental y consiguió así su primer laurel.

Los años que siguieron no fueron especialmente buenos. El River de Passarella no supo ganarse un lugar en los primeros planos internacionales y en el ámbito local consiguió dos títulos más, los Torneos Apertura 1991 y 1993. Este último se lo adjudicó con la inusual suma de 24 puntos, el menor puntaje para un campeón en torneos cortos. Incluso ganó menos partidos (9) que en los dos anteriores certámenes, en los que se ubicó 2° y 3°.

En su mandato, jugadores como Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Hernán Crespo y Matías Almeyda fueron llevados al primer equipo. Nombres que luego fueron valores importantes en lo que significó la obtención del tricampeonato del 97 y de la Copa Libertadores de 1996.

El saldo en números fue de 105 victorias, 69 empates y 45 derrotas en un total 219 partidos. Estas cifras le valieron el puesto de DT en la Selección Nacional, nada más y nada menos.

Su segundo y último ciclo comenzó en el año 2006. El 10 de enero de ese año asume y el 29 de ese mismo mes, comenzó la nueva etapa con un contundente 5-0 a Tiro Federal. Finalmente culminó aquel torneo en la tercera posición con 34 puntos.

La misma suerte corre en el Torneo Apertura ´06, cosechó 38 puntos pero finalizó otra vez en la tercera posición. Al campeonato siguiente, tampoco pudo consolidarse entres los equipos de arriba y obtuvo un cuarto puesto con 33 puntos.

En esta etapa tampoco pudo lucirse en el medio internacional. En la Copa Libertadores del 2006 alcanzó los cuartos de final y cayó ante Libertad de Paraguay. En la edición 2007 quedó eliminado en primera ronda, ocupando la cuarta posición del grupo que compartió con Colo-Colo, Caracas y Liga de Quito, clasificándose los dos primeros. También pasó un papelón en Brasil, tras quedar eliminado de la Copa Sudamericana del 2006 en la primera rueda frente al Atlético Paranaense.

Más tarde llegó su último torneo al frente de la dirección técnica de River. El Apertura 07 no lo terminó y renunció, un 15 de noviembre, tras quedar eliminado en las semifinales de la Copa Sudamericana, en manos de Arsenal de Sarandí.

En este último período no pudo ganar siquiera un título y los números tampoco fueron tan contundentes: sobre 97 partidos jugados, ganó 43, empató 31 y perdió 23.

Haciendo una evaluación final, Daniel Passarella dirigió en 12 torneos locales distintos y se coronó en tres de ellos, todos en su primera etapa. En Copas Libertadores, alcanzó una semifinal como máximo logro en 1990, unos cuartos de final en 2006 y quedó eliminado en la primera ronda de las restantes ediciones (1991, 1993 y 2007). En la Supercopa protagonizó la final en el 91, pero cayó ante Cruzeiro, en lo que fue su mejor participación en  este certamen. Finalmente, en la Copa Sudamericana llegó quedó eliminado en su primera edición y alcanzó las semifinales al año siguiente. Los números totales: 316 partidos disputados con 148 victorias, 100 empates y 68 derrotas para el actual presidente del Club Atlético River Plate.