Caos en la venta de populares en Mendoza

Los hinchas de River agotaron las entradas, pero hubo corridas, balazos de goma, gas pimienta y choques con la policía. Una pena.

Como ocurrió en Mar del Plata, la organización del Superclásico de Mendoza decidió vender las entradas generales por ventanilla. A los hinchas de River los citaron en el Diario Uno, en la calle Pedro Molina. Desde la madrugada muchos fanáticos comenzaron a acampar al lado de las boleterías para quedarse con el boleto más preciado. Muchos estuvieron sin dormir durante toda la noche, pero otros se fueron sumando a medida que pasaban las horas y, era cantado, todo iba a terminar en caos.

Las populares se acabaron rápidamente y aquellos que se quedaron sin entradas comenzaron a protestar. El fastidio se hizo notar y al ratito comenzaron los empujones y los piedrazos contra la sede del diario. Ante eso, la policía local buscó calmar todo tirando balas de goma y gas pimienta.
Hubo corridas y algunos detenidos (no trascendió el número). Las fuerzas de seguridad deslizaron que muchos a muchos fanáticos les hallaron cuchillos entre sus pertenencias.
Imagen: gentileza Diario Uno