La novela por Fabbro se acerca al final

Cerro Porteño no se mueve de los cuatro millones de dólares para negociar al enganche que quiere Ramón. “River no es más que nosotros”, tiró Zappag, el presidente de los paraguayos. “Hay que ser prudentes y cautos con nuestra economía”, contó Diego Turnes. El último capítulo está cerca. 

Los tiempos se acortan. Desde Paraguay hay una postura inflexible. “Yo no hablo más del tema Fabbro. Estamos concentrados en nuestra casa. Estoy seguro que jugar en River no es más que en Cerro. No estamos necesitados, no vamos a realizar una negociación mientras no se llegue a la base que puso Cerro Porteño”, puso los puntos Juan José Zappag, el presidente de Cerro Porteño, quien rompió el silencio tras unos días de vacaciones. Por las palabras del mandamás guaraní pareciera que la historia está acabada, pero la novela sigue abierta. Claro que está en su etapa final y Ramón espera buenas noticias.

River, por su parte, no quiere cometer locuras. “Tenemos que ser cautos y prudentes, creo que a veces es bueno decir que no. River hizo un esfuerzo muy grande por Fabbro. Entre la realidad y la posibilidad hay una brecha muy grande. Es el momento de que vuelva la prudencia en el fútbol argentino y que no se cometan errores del pasado”, se plantó Diego Turnes en La Red. Ayer, según el vicepresidente, se ofrecieron tres millones de dólares  más el préstamo de “un jugador importante”. Eso, hasta ahora, fue insuficiente para las necesidades de Cerro.

Por la visión de Turnes, River no quiere hipotecar su economía por un jugador de 31 años sin poder de reventa. Igualmente, si el pase se hace, la mitad del dinero saldrá del club y la otra de un grupo empresario allegado a Ramón. Hay que esperar. River podría estirarse y esta novela interminable podría tener un final feliz. Paciencia.