Como en los viejos tiempos

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) Daniel Passarella se vistió con la ropa de entrenamiento y presenció la victoria ante Ferrocarril Sud. Eso sí: no dio ninguna indicación y casi no se cruzó con Ramón.

Llegó en la noche del lunes a Tandil y charló largo y tendido con Ramón Díaz. También saludó y felicitó al plantel por el triunfo ante Boca. Lo preocupa, como al técnico, que las negociaciones por los refuerzos estén tan complicadas. Pero por un rato, Daniel Passarella se sacó la ropa de presidente y, como si fuera uno más del plantel, se vistió con la ropa de entrenamiento. Remera roja con el escudo del club, pantaloncito negro y zapatillas deportivas. Así estuvo el Kaiser en la bella mañana de Tandil.

Ojo: Passarella no dio ninguna indicación por más que estuviera empilchado como entrenador, cargo que supo ocupar en dos ciclos en River (de 1990 a 1994 y en 2006 y 2007). Desde un costado de la cancha de Ferrocarril Sud, contempló el buen partido que hicieron los dirigidos por Ramón. A propósito: prácticamente no tuvo diálogo con el DT durante el ensayo. Y cada vez que advirtieron la presencia de los fotógrafos buscando una imagen juntos, el riojano la gambeteó como sus mejores épocas.

¿Hasta cuándo permanecerá el presidente en las sierras? No se sabe. Sí trascendió que la Municipalidad de Tandil tiene previsto hacerle un homenaje, aunque aún no está confirmado el día. Hoy, de buen ánimo, firmó autógrafos y se sacó fotos con los hinchas.

Imágenes: Nicolás Aboaf (enviado especial a Tandil)