Una felicidad Superclásica

Ahora se entiende por qué para algunos tres Superclásicos son mucho. Contra este River, es demasiado. El Millonario pasó por arriba a Boca. Manejó pelota, territorio y lo llevó al resultado. Rodrigo Mora marcó los dos goles de La Banda que además quedó a un punto de quedarse con la Copa Centenario.

A todo lo que se lea desde el punto hacia abajo habrá que ponerlo en su justa medida, es un partido de verano, cierto. Pero qué mejor que arrancar así, controlando al rival de siempre, manejándolo a placer y demostrando ser superior en cada minuto de partido.

Pasados los minutos iniciales, en los que costó adaptarse al nuevo esquema y al hecho de ser el primer partido del año para la mayoría, River demostró solvencia en las dos áreas, control de pelota en el medio y sociedades que dan para soñar.

En su debut oficial con la Banda, Leonel Vangioni fue la figura de River. El ex Newell’s recorrió toda la banda, colaboró en la marca y fue determinante en la faz ofensiva. Allí, en los últimos metros, se sumó a Mauro Díaz, Leonardo Ponzio y Rodrigo Mora para tener expectante al hincha en cada aproximación al arco de Agustín Orión.

Pero faltaba el gol, se ausentó durante todo el primer tiempo por la falta de efectividad. Lo tuvo Rogelio Funes Mori, también Mora, pero el descanso los vio empatados en el resultado.

En el complemento se quebró la resistencia. River creció por las bandas, abrió la defensa de Boca e hizo olvidar a todos que en la última línea propia había apenas tres jugadores, que casi no fue exigida. Así llegó el primer gol: Vangioni desbordó por la izquierda y Mora cabeceó de pique al suelo, al lado del palo derecho del arquero Xeneize que poco pudo hacer para evitar el 1 a 0.

Con la distancia en el marcador, la brecha entre uno y otro se amplió. Faltaba cerrarlo, demostrar que se había aprendido la lección de lo sucedido en el Torneo Inicial. Y lo hizo. Apareció Mora nuevamente para convertir el segundo tanto del partido y su tercero ante Boca en dos presentaciones.

Se fue el primer chico y dejó ese sabor dulce que traen las victorias. Por resultado y rendimiento, River sonríe. El plantel se va con un cúmulo de certezas hacia Tandil, el hincha se quedó tranquilo porque hay equipo y el DT lo supo armar. ¿Falta? Sí. Pero de cara al comienzo del campeonato, las seguridades comienzan a acercarse. El jueves a las 22.10, el Millonario cierra la Copa Centenario ante Racing. Con un empate será campeón. Por lo pronto, la tribuna se pronunció: “Oy, oy, oy, oy, es el equipo de Ramón…”

FORMACIONES

River (3-4-1-2): Marcelo Barovero; Adalberto Román, Gabriel Mercado, Jonathan Bottinelli; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Cristian Ledesma, Leonel Vangioni; Mauro Díaz; Rodrigo Mora y Gabriel Funes Mori. DT: Ramón Díaz.

Suplentes: Leandro Chichizola, Luciano Abecasis, Leandro González Pirez, Ezequiel Cirigliano, Ariel Rojas Carlos Luna y Daniel Villalva.

Boca (4-3-1-2): Agustín Orion; Franco Sosa, Matías Caruzzo, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Walter Erviti; Leandro Paredes; Lautaro Acosta y Santiago Silva. DT: Carlos Bianchi.

Suplentes: Oscar Ustari, Cristian Cellay, Ribair Rodríguez, Cristian Erbes, Cristian Chávez, Lucas Viatri y Nicolás Blandi.

Cancha: José María Minella (Mar del Plata).

TV: Fox Sports.

Arbitro: Pablo Lunati.