Volaron las plateas

Los hinchas de River coparon las calles de Mar del Plata y agotaron las 8.000 plateas para el Superclásico. Una locura…

Roza lo ridículo que a esta altura los hinchas del fútbol argentino tengan que hacer colas desde temprano, incluso desde la madrugada, para conseguir una entrada. Pero a los sacrificados que se plantaron desde las primeras horas del jueves en la puerta de la Liga Marplatense, poco les importó. Muchos se fueron contentos por confirmar su presencia en el River-Boca y otros se marcharon mascullando bronca por tener que mirarlo por televisión o escucharlo por radio.

Allí, sobre la avenida Colón, todo fue rojo y blanco. Desde la noche hasta minutos antes de las 10, cuando comenzaron a abrirse las boleterías para comprar las plateas del Superclásico.

En un par de horas, los fanáticos millonarios agotaron las 8.000 entradas que se pusieron a la venta. Como las populares fueron liquidadas hace una semana (se vendieron por Internet), la organización consideró que las plateas era mejor venderlas por ventanilla. Y muchos tiraron la bronca, sobre todo aquellos que se quedaron sin su boleto. Pero era lógico que esto iba a pasar. Por eso no faltaron los empujones, alguna que otra agresión, los colados…

Se vendieron plateas a 220 (descubiertas), 250 (techadas), 280 (bajas) y 500 (palcos) pesos. Igualmente, en algunos sitios de Internet, se ofrecen boletos de reventa a cifras irrisorias.

Imagen: www.elretratodehoy.com.ar