Su gran chance

Mauro Díaz será el enganche de River en el Superclásico. Tras un año en la Unión Española de Chile, el entrerriano avisa: “Me quiero quedar a pelearla”.

Puede sonar injusto, pero Mauro Díaz se juega mucho ante Boca. Sorprende que Ramón lo incluya de movida, pero es el único enganche con una relativa experiencia que tiene en el plantel. A Tomás Martínez lo quiere llevar de a poco más allá de su muy buena prestación ante Independiente y Manuel Lanzini está con el Sub 20 prendiéndole velas a Dios y a María Santísima para pasar de ronda en el Sudamericano. Entonces, la chance para el entrerriano. Su gran chance…

Díaz pasó un año por Chile, donde jugó en la Unión Española, pero siempre estuvo pendiente de River. Formó parte del plantel que volvió a Primera, pero con Almeyda había perdido lugar. Y cambió de aire. Mal no le fue, porque tuvo participación. Ahora sabe que la tiene que pelear y no sólo con Martínez y Lanzini. Ramón quiere un enganche y más allá de su favoritismo por Fabbro, alguien va a llegar a Núñez para vestirse de organización. Ante eso, Mauro considera que una buena actuación en el Superclásico lo pondrá en carrera.

“Espero hacer las cosas bien, pero es un partido de preparación, no es la muerte de nadie”, dice con su habitual tono, como relajado y bien afuera de la expectativa que se vive por el primer River-Boca del año. Pero a su manera se planta: “Irme otra vez de River no está en mis planes. Mi idea es quedarme a pelearla. Uno siempre quiere ser titular, espero hacer las cosas bien para conseguirlo”.

¿Qué le pidió el técnico? “Ramón quiere que nos mostremos siempre y que busquemos tener la pelota”. Seguramente, el sábado a partir de las 22.10, cuando arranque el Superclásico, Mauro Díaz tratará de cumplir con lo que pide el riojano. Sabe que esta chance no la puede dejar pasar.