Debut esperanzador

Tomás Martínez ilusionó en su primer partido con la camiseta Millonaria: centro para el gol de Rogelio Funes Mori, jugó bien por la izquierda, y demostró que Ramón tiene razón al apostar por él.

Siempre es especial el debut, por más que sea en un partido de verano. El encuentro ante Independiente tuvo el condimento de ser la primera vez que Tomás Martínez, el enganche que tiene de referentes a Andrés D’alessandro y Pablo Aimar, se puso la camiseta de River en Primera División.

En sus primeros 90 minutos no se destacó por su velocidad, sino más bien por su inteligencia, control de la pelota y centros quirúrgicos, a lo D’alessandro.

Como si no alcanzara con ser el enlace del equipo, Martínez jugó por momentos por la izquierda, donde se vio lo mejor de su repertorio. Lejos del desborde, aprovechó los espacios que le dejaban Ariel Rojas y Diego Martínez para tirar centros que buscaban la cabeza de Rogelio Funes Mori.

Y vaya si la encontró: en el final del primer tiempo le dio la asistencia con la que el Melli puso 1-0 arriba a River de cabeza, y a mediados de la segunda mitad se repitió la combinación. En otro centro desde la izquierda encontró la cabeza del delantero, pero esta vez el balón se fue por el borde del arco.

Dejó la cancha a los 18 del segundo tiempo, para que en su lugar ingresara Ezequiel Cirigliano. En sus minutos en cancha, demostró que Ramón sabe elegir.

Imagen: Nicolás Aboaf (enviado especial a Mar del Plata)