“Si no viene Fabbro, tenemos otro nombre”

Daniel Passarella opinó de los refuerzos, sostuvo que no fue a Europa a vender, y dejó una incógnita para el mercado de pases: “Puede ser que vayamos por un jugador que solamente sabemos Ramón y yo”.

Habla poco y nada, pero cuando lo hace, hay que valorarlo. La voz de Daniel Passarella es, sin dudas, la más importante de River. Esta vez, en diálogo con Rock And Closs, hizo un repaso por el pasado, presente y futuro del mercado de pases Millonario.

En primer lugar, aclaró cuál fue el motivo de su viaje a Europa: “Fui a Florencia  pasar las vacaciones con mi mujer y de paso me quedé a la reunión por el Balón de oro.  No fui a vender a (Rogelio) Funes Mori porque pienso que la peor manera de vender a un jugador es ir a ofertarlo allá”.

Pero aclaró que sí fue a buscar jugadores: “Nos interesa Ricky Álvarez, pero creo que no va a poder ser por el monto económico. De todas maneras lo vamos a intentar hasta el final”.

Y rápidamente negó cualquiera negociación por Wesley Sneijder: “Me llamaron por teléfono para preguntarme si venía. No sé de dónde surgió el nombre, es una locura. Cobra 13 millones de euros por año”.

El que está complicado es Jonathan Fabbro: “Me pone dudas como inversión, no por cómo juega. A mí no me interesa si me gusta el jugador, le tiene que gustar al técnico. Vamos a hacer lo imposible para traerlo, pero por las cifras que hablamos, estamos lejos. Si no llega puede ser que vayamos por un nombre que solamente sabemos Ramón y yo”.

Tras afirmar que “lo de (Juan Manuel) Iturbe se puede cerrar el lunes”, el mandamás Millonario se refirió al futuro: “En junio pueden venir algunos ex River. A varios jugadores de Europa se le terminan su contrato y por ahí quieren venir a la Argentina. Estoy seguro que si alcanzáramos el 75% de lo que ganan (Martín) Demichelis, (Andrés) D’alessandro y (Esteban) Cambiasso, terminarían la carrera acá”.

Por último le tiró un palito a Hernán Crespo, quien declaró que el Kaiser nunca lo llamó para regresar: “Me sorprendió que declarara eso. En las elecciones hablé con el papá y me dijo que su carrera la terminaba en Europa, que no había chance de que volviera”.