“Voy a pelear el puesto”‏

Leandro Chichizola, que será titular el sábado ante Independiente, dialogó con Pasión Monumental y dejó sus sensaciones de cara a la pretemporada: “Trabajar con pelota sirve mucho para ir soltándose con la pelota”.

Le costó afianzarse en el arco Millonario. Sin embargo, Leandro Chichizola demostró estar a la altura de las circunstancias y ahora, con Ramón Díaz en el banco, volverá a pelear por el puesto. El arquero, que atajará en el debut veraniego ante el Rojo, dialogó con Pasión Monumental.

- La pretemporada es con pelota, ¿eso le cae mejor al jugador?
– Sí, por suerte tuvimos trabajos con pelota. Sirve mucho para ir soltándose e ir afinando la puntería.

- ¿Tantos amistosos influye en el trabajo físico?
– El haber tantos partidos en la pretemporada corta con el trabajo que hacemos, pero también motiva porque algunos jugadores vamos a estar en algunos partidos, pero siempre apuntando a que todos estemos en igualdad de condiciones.

- ¿Cómo viste la llegada de Ramón?
– Muy bien. Lo conocí a fines del año pasado, es un técnico que sabe a qué jugar, por algo ganó tantas cosas. Conoce los pasillos, lo que es el club y es bueno saber que el técnico tiene experiencia y sabe lo que es River.

- Ramón ya dijo que en el arco todos tienen posibilidades y se ve una lucha sana entre ustedes tres…
– Generalmente entre los arqueros siempre hay buena relación. Me llevo de lo mejor con Gonza (Marinelli) y Marcelo (Barovero), siempre tratando de tirar para el mismo lado. Sabemos que es una pelea sana y cada uno trata de mejorar en lo que le falta, después la decisión la toma el técnico.

- Si el día de mañana el técnico se inclina por otro jugador en el arco, ¿vos querrías seguir en River o buscarías nuevos rumbos?
– Me quiero quedar acá, mucho más ahora que voy a tener la posibilidad de pelear el puesto. River es mi casa, me crié acá y quiero pelearla.

- Muchos jugadores comparan el recibimiento de la gente con los de Rosario y Puerto Madryn. Vos que viajaste varias veces al interior, ¿coincidís?
– Por ahí a uno no le sorprende porque el año que nos tocó jugar en la B teníamos un recibimiento muy grande a cada lugar qué ibamos. Lo único que podemos hacer es agradecerle a la gente de Tandil y ahora hay que demostrar en la cancha.