Golf, apuestas y buena onda

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) River fue por primera vez al Golf de Tandil y, además de entrenarse, Ramón y algunos jugadores agarraron los palos. Entérate qué le apostaron al técnico.

La buena onda reina en la pretemporada de River. Qué mejor que trabajar distendido ante las exigencias físicas de los primeros días, cuando las piernas aún están duras. En eso anda el plantel de Ramón Díaz en Tandil. Y lo que pasó esta mañana en el Golf de la ciudad merece un párrafo aparte.

El plantel se levantó bien temprano, desayunó en el hotel y luego fue al gimnasio del mismísimo Elegance. Al rato, en varias combis, la tropa encaró hasta el golf, donde hicieron pasadas de reacción y potencia. Todos transpiraron la gota gorda ante las cargas de los PF Pidal y Bustamante. Pero cuando el trabajo finalizó, hubo tiempo para el relax.

Primero hubo una carrera de 100 metros entre los jugadores (excepto los lesionados) y el ganador de la misma fue Leonardo Ponzio. Al toque, el de Las Rosas, Martín Aguirre y Ramón Díaz se arrimaron a los caddies y comenzaron a consultar sobre las técnicas de un deporte que, así dicen los entendidos, oxigena las neuronas.

El riojano se prendió a tirar la pelotita blanca y, de paso, se puso a charlar con algunos señores mayores que, muy bien vestidos, lo desafiaron. Y uno fue más al frente: “Ramón, te espero el domingo acá. Te apuesto una casa”, le tiró. Justo al Pelado, fanático de las apuestas. Ah, el hombre es fanático de River. ¿Irá? Y, habrá que ver cómo programa el domingo luego del debut en el verano 24 horas antes en Mar del Plata.

Los jugadores se fueron al hotel cantando arriba de las camionetas, en un claro que el clima es el ideal. Como presagio, pinta lindo.

Imagen: Nicolás Aboaf (enviado especial a Tandil)