Pretemporada para todos

Luego del caluroso recibimiento del lunes, los hinchas volvieron a estar presentes en el primer entrenamiento en Tandil. Ramón abrió las puertas y los jugadores sintieron el calor de la gente.

Si alguien pensaba que Ramón Díaz se había puesto fastidioso porque tardó más de dos horas en recorrer 22 kilómetros para llegar al hotel, está equivocado. Porque lejos está el técnico de querer despilfarrar el respaldo de los hinchas. De los que son de Tandil o de aquellos que llegaron desde sitios aledaños para acompañar a River en la dura pretemporada. La misma que se maquilla con el cariño de la gente. Ayer en la ruta y hoy en el estadio de Ferrocarril Sud, uno de los lugares de entrenamientos elegidos por el cuerpo técnico para desarrollar los trabajos.

Más de 100 fanáticos se arrimaron para ver de cerca a los 35 futbolistas. Claro está que la efervescencia no la fue la misma que el lunes, pero el apoyo se hizo sentir. Y el entrenador fue el gran protagonista.

Ramón arengó mucho a sus dirigidos mientras estos trabajaban con los PF Pidal y Bustamante. El “vamos, vamos” con tonada riojana retumbó varias veces en las sierras. Y el DT, sin dudas la estrella, saludó varias veces a la gente, que le gritó al Pelado y a algunos jugadores pero que fue respetuosa en la mayor parte del ensayo. En el final tuvieron su premio, ya que muchos futbolistas firmaron autógrafos.

El trabajo de la mañana consistió en lo físico, con pasadas de velocidad y fuerza. También se vio la recuperación de los lesionados, algo que tranquiliza a Díaz. En el final del primer turno apareció la pelota, pero la idea de Ramón es hacer fútbol por la tarde, cuando el plantel se mueva en el club Las 50. ¿Ahí también con los hinchas con la ñata contra el alambre?

Imagen: Nicolás Aboaf (enviado especial a Tandil)