No quiere perder su lugar

Trezeguet, un indiscutido el año pasado, está a full. Completó su tercer día de entrenamientos sin problemas y se prepara para pelear por un lugar: sabe que con Ramón no tiene el puesto asegurado.

Es muy positivo para River que luego de tres prácticas, David Trezeguet no haya sentido molestias en su tobillo derecho. Parece que la rutina que le preparó el doctor Rafael Giulietti, sumado a la predisposición del futbolista, fueron claves. Ojo: esto recién arranca y aún falta la parte más fuerte de la pretemporada. En las sierras de Tandil, el francés será exigido a fondo. Y sobre todo tendrá la lupa de Ramón Díaz en cada práctica de fútbol.

La carrera de David es incuestionable. Aunque el riojano no quiere que juegue con la chapa. Hoy Trezeguet está a la misma altura que Funes Mori y Luna para ver quién es el 9 titular. Los cinco partidos de verano y el rendimiento de cada uno le servirán al Pelado para tomar la decisión final. Hoy parece tener una leve ventaja el mellizo, aunque el DT habló bien del Chino y su capacidad goleadora. De David no escatimó elogios, pero por esa ilustre prosapia es que le mete más presión. Y si no está bien físicamente mirará cada partido desde el banco o desde un palco. Esa es la realidad.

Por eso, el hombre que fue determinante para el ascenso y tuvo poca acción en Primera, se está matando en los ensayos. Viernes, sábado y domingo a full. Así parece que serán sus días hasta el 22, cuando termine la pretemporada. Siempre con el ojo atento a ese tobillo maltrecho que lo hizo sufrir en el último tramo de 2012. Pero Trezeguet no quiere perder su lugar. En parte, de él depende.