Lo quiere a punto‏

River no pudo entrenarse en la cancha principal porque el césped del Monumental está siendo resembrado de cara al debut en el Torneo Final.

“Para ningún equipo va a ser fácil jugar en el Monumental”. Con esa frase, Ramón Díaz dejó en claro que la localía es algo de muchísima importancia para el equipo. En los últimos tiempos jugar en Nuñez no representa mayores problemas para los visitantes y el riojano pretende revertir esta tendencia.

Para eso, nada mejor que arrancar de cero. Eso fue lo que pasó con el césped de la cancha, que comenzó a ser resembrada la semana pasada.

Por esta misma razón, hoy el equipo se entrenó en la cancha auxiliar 1 de césped sintético. Mañana, el domingo y el lunes lo harán en Ezeiza, antes de partir rumbo a Tandil.

Mientras, el césped del Monumental se pone a punto para el debut de local ante Estudiantes, el 17 de febrero.