Ramón y sus ganas de jugar con línea de 3

Como hace más de 10 años, con aquel River campeón que tenía fútbol, dinámica y rompió con los moldes históricos desde lo táctico, el Pelado evalúa armar un equipo muy ofensivo. Lo empezaría probar en el verano y si funciona será el sistema elegido para jugar el Torneo Final.

Ramón Angel Díaz, allá por 2002, rompió con una vieja tradición. En River había que jugar con línea de 4, un volante central, un enganche y dos delanteros. El Pelado dejó los libros a un costado y desde otro dibujo no alteró el estilo. Aquel equipo que fue campeón del Clausura jugaba muy bien. Y jugaba con línea de tres. ¿Igual que el River versión 2013?

Ramón lo está evaluando. Sabe que no le sobran defensores por las lesiones de Maidana, Pezzella y Ramiro Funes Mori, pero considera que tiene especialistas para que Adalberto Román o Leandro González Pirez sobren, con Gabriel Mercado y Jonathan Bottinelli parados en los costados. Así como jugaban Celso Ayala, Garcé y Ricardo Rojas. El 3-4-1-2 fue el sistema de hace más de 10 años. ¿Ahora lo repetirá?

Del medio para arriba hay ofertas múltiples. Sánchez y Vangioni pueden ser los Coudet y Zapata de la era moderna. ¿Y el replay de Ledesma-Cambiasso? Ponzio es titular (¿y capitán), aunque aún está por definirse quién será su ladero. Acevedo, Cirigliano y el citado Lobo se anotan en la carrera. ¿Y si Ramón opta por poner un solo 5 y jugar con un enganche y tres puntas? Parece demasiado osado, pero no hay que descartarlo. Igual, está claro que si llega un enganche Ramón lo va a poner de movida.

Adelante, Mora es intocable y en el verano tendrán sus minutos Funes Mori, Trezeguet y Luna para ver quién es el referente de área. Si el mellizo es vendido, el panorama se reducirá. Y no olvidar que Iturbe estará disponible a partir de febrero, lo mismo que Lanzini.

Los cinco partidos de verano y el rendimiento de los jugadores darán su veredicto, pero Ramón anda con ganas de jugar con línea de tres.

EL ONCE DE 2002

Comizzo; Garcé, Celso Ayala, Ricardo Rojas; Coudet, Ledesma, Cambiasso, Zapata; D´Alessandro; Ortega y Cavenaghi fue el equipo base que consagró a Ramón Díaz como el técnico más campeón de la historia del club, con siete títulos.