El Bi, de la mano de Angelito

El River Plate de Ángel Labruna derrota por dos goles a uno a Rosario Central, en cancha de Newell´s Old Boys, gana el Nacional ´75 y se corona, de esta manera, bicampeón del fútbol argentino.

Terminar con la infame racha de 18 años de sequía, no fue suficiente para Don Ángel Amadeo. Si bien cuando se hizo cargo de aquel barco a la deriva, él estaba seguro de lo que luego iba a conseguir, parecía poco factible que así sucediese.

El primer título  fue el Metropolitano de aquel año. El Feo asume como técnico el 6 de enero y refuerza al plantel con jugadores como Perfumo, Pedro González y Comelles, entre otros.

River empieza aquel Metro con una racha impresionante de 13 partidos invicto (9pg y 2PE), hasta que cae por 4-1 vs. Newell´s en el Monumental por la fecha 14. Días después se recupera derrotando por 2 a 1 a Boca en la ribera. Morete y Alonso ya se asomaban como las grandes figuras de aquel plantel, aportando ambos una cantidad de goles impresionante.

El partido decisivo para la obtención del campeonato se juega un 14 de septiembre. El Millonario, con el plantel profesional en huelga, enfrenta a Argentinos Juniors en el estadio de Vélez Sarsfield. En uno de los partidos más memorables del fútbol argentino, Rubén Norberto Bruno, un pibe de 17 años, anota el único gol del partido y corta la extensa y nefasta racha sin títulos. Tres días más tarde se midió con Racing en el Monumental, con el plantel completo, y el partido fue suspendido por invasión al término del primer tiempo, cuando se ganaba 2-0 con goles de Alonso y Morete. Finalmente, se le dio ganado a River con ese mismo resultado.

En total, River anotó 72 goles (1,9 promedio por partido) y recibió 38, donde se destacaron victorias como el 6-1 a Temperley, 5-1 a San Lorenzo y un 5-0 a Chacarita. De 38 partidos jugados ganó 23, empato 9 y perdió los 6 restantes, cosechando así 55 puntos, lo que significaron el 72% de los puntos posibles. También, finalizó 14 veces con la valla invicta. Los máximos artilleros fueron Morete (24), Alonso (20), P. González (6), Más (5) y JJ López (4).

El torneo Nacional dio el puntapié inicial un 21 de septiembre. En el día de la primavera, la Banda se floreó con un 2-1 frente a Boca, con goles de Leopoldo Luque, la gran incorporación, y Pedro González.

La rueda clasificatoria encuentra a River primero, registrando 12 victorias en 16 partidos.  Protagoniza grandes goleadas como el 6-1 a Cippoletti, 5-0 a All Boys y 4-2 a Vélez.

En el Octogonal final gana cinco de los siete partidos, empatando los dos restantes. El 28 de diciembre se juega el partido definitorio en la cancha de Newell´s, donde se ve las caras con su antagonista rosarino, Rosario Central. Con tantos de Luque y “Pepona” Reinaldi, triunfa 2 a 1 y se corona como bicampeón.

Arrolladores fueron los números que consiguió el equipo de Labruna en este torneo. En un total de 23 partidos (17pg, 3pe y 3pp), anotó 54 goles y solo recibió 25 (2,3 y 1,1 de promedio por partido respectivamente). Mantuvo siete veces la valla en cero y cosechó, sumando la rueda clasificatoria y la final, 37 puntos, algo así como el 80% de los puntos posibles. Bestial. Los goleadores fueron Más (10), Passarella, González y Alonso (7).

Repasando cifras finales de aquel glorioso 1975, en el que se disputaron 61 partidos, River anotó 126 goles, recibió 63 (21 veces valla invicta), ganó 40 partidos, empató 12 y perdió solo 9. Además consiguió el 75% de los puntos.