Feliz Navidad y aguante River

En uno de los años más duros para el hincha, la vuelta de Ramón se ha transformado en la esperanza de cara al futuro. Que sea con éxito.

El 2012 fue un año cargado de angustia y esperanza. El primer semestre nos hizo sufrir y llorar. De alegría, de emoción y de tristeza. Con ese ánimo cambiante convivió el hincha de River, quien aún no puede creer que el equipo haya jugado en la B. Pasó medio año del ascenso, pero aún suena increíble. Si alguien se fue a dormir el 26 de junio de 2011 y se despertó hoy, cree que el descenso es una broma de mal gusto. Pero pasó. Y, por fin, con Almeyda como cabeza, River regresó a Primera. Con todos y contra todos.

El Torneo Inicial fue de un andar irregular, pero en el final llegó la noticia más esperada tras 10 años: Ramón Díaz volvió al club y, con él, la vuelta a la esperanza, a ese volver a ser. Ramón es River. Es la representación de un estilo y de una idea. Es soñar otra vez con fútbol del lindo y resultados. Pero el Pelado tendrá que laburar mucho, potenciar lo que tiene, apostar a los pibes y no equivocarse con los refuerzos. Ahora la cabeza del proyecto es él.

Feliz Navidad y aguante River.