La revancha de Adalberto

Román está feliz porque Ramón Díaz busca que se reivindique ante los hinchas. “Que me esté bancando es una felicidad. Me dijo que voy a ser muy importante en la estructura de su River”, se ilusiona el guaraní ante el guiño del riojano.

Incrédulo, Adalberto Román no puede creer que tendrá la chance de tomarse un desquite con la camiseta de River. Condenado por aquella mano en la promoción con Belgrano, el paraguayo cuenta con la revancha. Ramón Díaz, con pocos centrales y con el deseo de usar los cupos de refuerzos en otros puestos, quiere que el guaraní regrese para ser una alternativa más en la zaga central. Y, quién dice, quizás Román se termine quedando con un lugar como titular. “Me dijo que voy a ser muy importante en la estructura de su River”, blanqueó el defensor tras una charla con el Pelado.

Román se tiene fe para lo que viene, por más que sepa que aún al hincha le duelen las macanas que él cometió en la cancha. “No creo que sea yo el motivo de lo que pase en un club, las cosas no se dan por una sola persona. Me gustan los desafíos futbolísticos y sería muy importante que el técnico tenga confianza plena en mí. Que me esté bancando Ramón es una felicidad”, le dijo a la radio paraguaya Cardinal.

Y pensar que estuvo a punto de irse a la Liga de Quito… River tenía todo cerrado con los ecuatorianos, pero apareció Ramón y pidió por su permanencia. Y eso, claro está, reconforta a Román:  “Siempre la prioridad la va a tener River porque es el dueño del pase”, cerró el paraguayo.