Campeones del mundo, a 26 años

(Video incluído) Se cumplen hoy 26 años de la página más dorada en la historia del Club Atlético River Plate. En el Estadio Nacional de Tokio, el Millonario derrota al Steaua Bucarest por 1 a 0, con gol de Antonio Alzamendi, y levanta la Copa Intercontinental.

Los mejores del mundo. Tras derrotar a América de Cali el 29 de octubre y coronarse en la Copa Libertadores de 1986, River tiene que viajar a Japón el 14 de diciembre para definir la cita más importante a nivel de clubes ante el campeón de la Copa de Europa (hoy Copa de Campeones), quien había derrotado por penales al Barcelona en la final.

En aquella ocasión, los dirigidos técnicamente por Héctor “Bambino” Veira formaron con Pumpido en el arco; una línea de cuatro en el fondo constituída por Gordillo, Gutiérrez, Ruggeri y Montenegro; más adelante, dos históricos: Alonso y Gallego (capitán), acompañados por Alfaro y Enrique; y finalmente Alzamendi y Funes en ataque.

A los 28 minutos, Alzamendi  cruza la mitad de la cancha con el control del balón y toca más adelante para Juan Gilberto Funes. Un defensa rumano le comete infracción al Búfalo a unos 30 metros del arco.

En estos momentos, dónde se demuestra la grandeza, apareció el mejor. Con la picardía que lo caracterizó siempre, Norberto Alonso apura el tiro libre y deja al delantero uruguayo mano a mano con el arquero Stîngaciu. En primera instancia logra desviar el disparo, pero la pelota rebota en el palo y le sirve el gol a Alzamendi. El oriental vuelve a definir, esta vez con un testarazo, y envía el balón dentro de los tres palos. Gol de River.

Esta anotación le dio cifras definitivas al encuentro, que finalmente iba a terminar 1-0 a nuestro favor. River levantaba por primera vez en la historia el trofeo más codiciado. River era el campeón del mundo.