Se enganchó Manu

Con puntos altos y bajos, Lanzini demostró que tiene que jugar de enganche: un par de buenas jugadas y el golazo que abrió el encuentro le dieron la razón a Ramón Díaz. Y al pibe, claro.

Era la primera gran apuesta del Pelado como técnico. Cambiar el 4-4-2 por el 4-3-1-2 parecía una decisión acertada del riojano, principalmente porque ese enganche era Manuel Lanzini, quien no había tenido chances con el anterior cuerpo técnico.

Y Manu aprovechó su chance. En un partido irregular, el joven se destacó con el golazo (tercero en el campeonato) que anotó a los 13 del segundo tiempo: enganche en el área y definición al ángulo para abrir el camino del triunfo para el Millonario.

Fuera de eso, la participación de Lanzini fue con puntos y bajos. Cada dos jugadas buenas, una con mala terminación. A las combinaciones positivas con Ponzio se le sumaban las pocas conexiones con Solari, con quién se conocen de la reserva, pero que no se encontraron mucho.

De todas formas, como destacó Ramón, mostró destellos de buen fútbol que podrán ser más seguidos con la continuidad necesaria, y con la confianza que le está dando el riojano.

Imagen: Nicolás Aboaf