Pasó la escoba

Ramón les avisó a Daniel Vega, Luciano Vella, Carlos Arano y Andrés Ríos que no los tendrá en cuenta. “Tienen nivel y categoría, pero yo necesito otras cosas”, explicó el DT.

Se veía venir. El tema era cuándo se los comunicaba. Ramón Díaz tenía la decisión tomada de cortar cabezas. De frente, en la soledad del vestuario de Ezeiza, le comunicó a Daniel Vega, Luciano Vella, Carlos Arano y Andrés Ríos que no los tendrá en cuenta para el 2013. “Quiero un equipo joven y competitivo. En poquitito tiempo van a conseguir club. Necesitan jugar. Tienen nivel y categoría, pero yo necesito otras cosas”, explicó el riojano sin entrar en detalles.

Los cuatro (sobre todo los defensores) eran de los futbolistas más resistidos por el hincha. Arano quedó marcado por el descenso y Vella, quien había arrancado bien en el ascenso, decayó en su nivel. Almeyda los tuvo como jugadores fetiche, pero en este semestre prácticamente no los usó. Y, así, el final estaba cantado. Restaba el toque final.

Si bien los jugadores se enteraron personalmente (“fue una charla amena”, calificó Ramón), Daniel Passarella se enteró por los medios de la noticia. “Esto de hablar con los jugadores lo hago siempre. Aunque el presidente no lo sabe, es algo que tengo planificado”, le avisó Ramón. El mensaje es claro. El DT borró a los resistidos, ahora llegó el turno que los dirigentes se muevan para conseguir refuerzos.