Con Ramón vuelve el enganche

Luego de varias pruebas, el Pelado Díaz apuesta por Lanzini, quien estaba afuera de la consideración. Por fin, jugará en la posición que más cómodo le sienta. Además, para visitar a San Martín de San Juan, habrá cuatro cambios. Mora quedó descartado. 

Manuel Lanzini arrancó la temporada como un niño mimado. Almeyda le dio la 10, pero nunca lo hizo jugar de 10. Paradójico. Raro. El de Padua fue titular en los primeros cuatro partidos del Inicial, pero siempre actuando como volante izquierda. Aun convirtiendo dos goles en un lugar que no le sentó cómodo, el Pelado lo borró del equipo. Entró de a ratitos en los segundos tiempos. Y cuando al ex DT se le preguntaba porqué Lanzini no jugaba de enganche, la respuesta era: “Aún no lo veo preparado para esa función”. Con la llegada de Ramón, el panorama cambió. ¿Qué habrá visto Díaz para ponerlo a Lanzini de 10? “Hizo muy buenas practicas ahí”, reconoció el riojano.

En la práctica de esta mañana, en Ezeiza, Ramón paró a Barovero; Mercado, González Pirez, Bottinelli, Diego Martinez; Solari, Ponzio, Sánchez; Lanzini; Luna y Rogelio Funes Mori. De esta manera habrá cuatro cambios en relación a los que comenzaron con Lanús: González Pirez por Abecasis, Augusto Solari por Rojas, Lanzini por Cirigliano y Luna por Mora.

Estos empataron 2-2, con goles de Bottinelli y Luna, mientras que Vila marcó para los suplentes. Estos formaron con: Chichizola; Vella, Silguero, Arano; Abecasis, Acevedo, Cirigliano, Rojas; Affranchino, Villalva y Vila.

El uruguayo quedó descartado por una lesión en el quinto metatarsiano. Si bien no tiene una fisura, el cuerpo técnico no lo quiere arriesgar. “Se puede fracturar por stress”, contó el médico Giulietti hace unos días. Y nadie sufrir a futuro.

Parece, ahora sí, que Ramón tiene los once para su bautismo. Está claro que los anteriores ensayos no lo dejaron conforme. Y esta mañana paró mucho la práctica al ritmo de su silbato, repasando jugadas y dando indicaciones constantemente. Pasó del “no vamos a hacer muchos cambios” y mantener el 4-4-2 a probar con Abecasis, Affranchino y Rojas y luego sacarlos para darle cabida a una formación más clásica. Y con Lanzini de enganche. Por fin.