Última vez en Alvear y Tagle

El 5 de diciembre de 1937 se jugó el último partido oficial en la cancha ubicada en Alvear y Tagle, en el barrio de Palermo, para mudarse al flamante Monumental, en el Bajo Belgrano.

El estadio inaugurado el 20 de mayo de 1923 de la mano de José Bacigaluppi, cerró las puertas luego de 14 años porque la municipalidad obligó al club a abandonar las parcelas. Además, con la presencia de Bernabé Ferreyra, las gradas quedaron chicas para semejante convocatoria.

Sin embargo, en 1934 Antonio Vespucio Liberti firmó los boletos de compra por los  terrenos en los que, dos años más tarde, se inició la construcción del nuevo estadio.

Un partido ante San Lorenzo, correspondiente al campeonato de 1957 que luego iba a quedar en manos de River, fue la última presentación oficial de “la Banda” en el antiguo estadio de tablones. El encuentro terminó 6-1 en nuestro favor.

Aquí el “Millonario” consiguió sus tres primeros títulos en el profesionalismo y los únicos de la década, ya que hasta 1941 no volvió a coronarse.

Al año siguiente mudó su localía al actual Estadio Monumental, su primera cancha construida completamente en cemento.