“Es muy difícil hablar de ciertos nombres”

Ramón Díaz no ocultó su preocupación por lo complicado de la llegada de refuerzos premium. Igual, derramó optimismo de cara al futuro: “Me impresionaron las ganas que tiene el grupo, quiero obtener muchas cosas con el club”.

La sala de conferencia de prensa del predio de Ezeiza luce renovada. Hay cuadros de Almeyda, Ortega, Ponzio, Gallardo, Lamela, Mora y Rogelio Funes Mori. Pero la gran renovación es que en la silla que hace unos días se sentaba Almeyda ahora lo hace Ramón Díaz. “Este lugar lo inauguré yo”, saca chapa. Es que la felicidad y la expectativa inunda al mundo River con la llegada del Pelado. Y ya con el buzo de DT, dio su primera conferencia. Arrancó así: “Los jugadores tienen muchas expectativas, quieren mostrarse. Les expliqué lo que me gusta para River, como vamos a jugar y coinciden en todo lo que yo quiero. Queremos que tengan un rendimiento superior al de este año y cambiar la mentalidad”.

Lo más fuerte de una conferencia con pocos títulos rutilantes fue la consciencia que tiene Ramón sobre los refuerzos: “Hay jugadores que son complicados por su parte económica. Tenemos muchas alternativas y estamos analizándolas. Va a ser muy importante a quienes elijamos, ya sean jugadores de nivel internacional o local. Es difícil hablar de ciertos nombres”.

Igualmente, sí entró en detalles sobre algunos apellidos puntuales. Y, entre ello, descartó un posible regreso de Carlos Arano: “Hace mucho tiempo que no juega, me parece que le falta ponerse a punto en lo futbolístico para estar desde el arranque”.

¿Y la pretemporada? “Va a ser en Tandil, con canchas refaccionadas y preparadas para poder trabajar bien. Lo único que cambiamos fue el hotel que ya estaba reservado para concentrar”.

¿Y el capitán? “Lo definen los jugadores”.

¿Y el equipo para el domingo? “No vamos a hacer muchos cambios, aunque tengo pensadas algunas cosas”.

Por último, se refirió a la ida de Matías Almeyda, y de la reunión que mantuvo con él el último fin de semana: “Lo llamé para hablar, nos juntamos con Emiliano, Escudero y Amato. Fue una charla muy cordial, de fútbol. Estaba muy dolido por lo que pasó, pero le dije que siga luchando porque es un ambiente complicado donde siempre le van a exigir ganar”.

Imagen: Nicolás Aboaf