Sacó la Chapa

Con Ramón mirando el partido desde un palco y Zapata en el banco, River apeló a la camiseta, se tomó revancha del año pasado y le ganó 1-0 a Lanús con gol de Mora, dejando sin chances al equipo de los mellizos.

El clima que se vivió en el Monumental fue totalmente diferente al de los últimos partidos. La llegada de Ramón viene provocando eso hace varios días y cuando el riojano salió a la cancha a saludar, los hinchas demostraron que el ánimo cambió 100%. La esperanza se hizo dueña de cada una de las tribunas del estadio.

Pero lo que no se modificó fue lo que la gente pudo ver adentro de la cancha. Los tres cambios de Zapata no alcanzaron para que el nivel futbolístico mejore. River volvió a mostrar las mismas falencias de siempre y en un partido aburrido se encontró con una victoria que consiguió más por la camiseta que por el juego.

En el primer tiempo, las jugadas de peligro brillaron por su ausencia. Igualmente, el Millo mostraba un poco más que el rival, sin que le alcance para merecer una ventaja. En la segunda etapa, el juego no mejoró, pero con algunas insinuaciones de Funes Mori y esporádicas apariciones de Mora, los de Zapata parecían estar más cerca que el rival, sobre todo teniendo en cuenta que el Granate es uno de los mejores equipos del torneo. Incluso Affranchino, quien ingresó por Martínez, tuvo oportunidad de marcar el primero.

Sin embargo, el encargado de darle el triunfo en el final del partido fue el uruguayo. A los 31′ del segundo tiempo, el delantero metió de cabeza un preciso centro enviado por Leonardo Ponzio. Así, River se encontró con una victoria importante de cara al futuro y dejó sin chances al Lanús de Barros Schelotto, quien fue recordado por los hinchas con varios insultos.

La verdadera era de Ramón comenzará el próximo fin de semana, pero su presencia ya marcó un cambio, por los menos en las tribunas. El técnico más ganador de la historia de River deberá trabajar, y mucho, para que el equipo mejore desde lo futbolístico. Esta semana comenzará a imponer su sello, ese que tan feliz hace a cada uno de los hinchas millonarios.

Imagen: Nicolás Aboaf