El último entrenamiento

El Pelado estuvo al frente de la práctica de esta tarde y ya está confirmado que no dirigirá ante Lanús. Mañana, Gustavo Zapata asumirá como técnico interino.

Fueron sus últimos minutos como entrenador de River. Esta tarde en Ezeiza, Almeyda se despidió de los jugadores, aquellos que tanto lo bancaron desde las palabras, pero que no pudieron hacerlo desde lo futbolístico. Hubo abrazos, beso y un llanto del Pelado en la intimidad del vestuario, allí donde, durante 12 minutos, estuvo acompañado por Passarella y Turnes para luego quedarse a solas con los jugadores y su cuerpo técnico.

Después, Almeyda salió a la cancha Nº 1 del predio y dio sus últimas indicaciones como técnico de River. Trabajos con pelota y un poco de fútbol, en un clima distendido, suelto, fue el contexto con el cual el Pelado trabajó por última vez con este plantel.

Una vez terminado, Almeyda y el resto del cuerpo técnico se despidió individualmente con cada uno de los jugadores, demostrando que, además de lo futbolístico, hay un gran factor humano.

Mañana, Gustavo Zapata, actual DT de la Reserva, se hará cargo de un plantel que llegará con pocos entrenamientos al partido con Lanús. Si faltaba una confirmación, llegó desde Ezeiza: el ciclo de Almeyda está terminado.