Apostó por los pibes

Una de las mayores virtudes de Almeyda fue promover a varios chicos de inferiores. En total, ocho juveniles debutaron con él al mando del equipo.

Más allá de las críticas, de la desprolijidad en su salida, de los errores y contradicciones del Pelado, todo ciclo tiene su lado positivo. Es imposible dejar de lado que Almeyda fue el técnico en el peor momento de la historia del club, que cumplió el objetivo del ascenso y que le dio lugar a los pibes.

Ocho chicos debutaron en el primer equipo. Todos juveniles de la cantera que son el presente y el futuro de River. El caso más significativo es de Lucas Ocampos. El Pelado lo rescató de la Sexta División y terminó estando presente en todos los partidos de River en la B Nacional. De hecho, su venta significó el ingreso de más de 7 millones de euros.

Y además de Lucas, hoy en el Mónaco de Francia, hicieron su presentación: Luciano Abecasis, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Diego Martínez, Augusto Solari, Juan Cazares y Luis Vila. Si bien algunos de ellos fueron olvidados y solo juegan en Reserva, lo cierto es que debutaron bajo sus directivas.

Sin dudas, el mejor legado que dejó su tormentoso ciclo en River.