Sigue la mala racha

Marcelo Barovero se desgarró y se sumó a la extensa lista de lesionados en River. El arquero le dejó servido el gol a Jara, pero el delantero la tiró lejos. Después, abandonó la cancha en medio de un llanto desconsolado.

Uno más y van… Lo de River ya parece broma. Los médicos no tienen descanso y Almeyda sigue sumando bajas en el plantel por causa de las ya malditas lesiones.

En este caso, fue Barovero quien sufrió en carne propia el karma que viene padeciendo el grupo. Aunque durante la semana fue duda por trabajar diferenciado en más de un entrenamiento, finalmente el aquero formó parte de los titulares. Todo parecía indicar que llagaba en óptimas condiciones al partido.

Sin embargo, ya en el primer tiempo empezaron las señales. Primero, tocó su aductor derecho con signos de molestia. Después, Bottinelli realizó un saque de meta de los que habitualmente se encarga el arquero.

Y en el segundo tiempo, la situación no dio para más. A causa de su dolor, Barovero remató mal y le dejó servida la pelota a Jara, quien desaprovechó la posibilidad de empatar el partido. Inmediatamente, el ex-Vélez pidió el cambio y se fue de la cancha en medio de un llanto desconsolado.

Almeyda y sus compañeros lo animaron en más de una oportunidad, pero la cara y las lágrimas del arquero lo decían todo. Minutos más tarde, se confirmó que se trata de un desgarro. Ahora resta esperar para saber cuánto tiempo estará fuera del equipo.

Una nueva lesión que complica los planes de todos. La enfermería de River sigue al rojo vivo y ahora será Vega el encargado de defender el arco en los próximos partidos. Por lo menos hasta que Trapito se recupere.

Imagen: Nicolás Aboaf