El mejor, lejos

Rodrigo Mora fue la figura de la cancha, metió los dos goles del triunfo y se convirtió en el máximo artillero de River, junto con Gabriel Funes Mori.

Una vez más, su calidad marcó la diferencia. Luego de un primer tiempo con más dudas que certezas, el uruguayo se encargó de abrir el partido con una chilena que, aunque no lució, fue por demás efectiva.

Y en el segundo tiempo, cuando River era más pero no lograba llegar con profundidad al arco de Perafán, Mora volvió a convertir dándole tranquilidad al equipo. Esta vez, luego de una pifia que desestabilizó al arquero y que le permitió definir con el arco vacío.

Después del partido, el delantero hizo referencia a esa jugada: “Se la amagué con la zurda”, bromeó. Aunque aclaró: “Por suerte se me pudo dar el gol para darle tranquilidad al equipo y así poder manejar mejor la pelota”.

Más allá de su actuación, el uruguayo se mostró feliz por el triunfo: “Estoy muy contento por haber convertido dos goles, pero más que nada por haber conseguido los tres puntos”, y analizó el encuentro: “Jugamos a lo River, a tratar de buscar espacios. El primer tiempo fue un poco trabado y por suerte en el segundo nos soltamos un poco más y jugamos con mayor tranquilidad”.

Nuevamente, Mora se vistió de héroe, volvió a ser el mejor de la cancha y le dio el triunfo al equipo. Además, llegó a cinco tantos con la Banda en el Torneo Inicial, los mismos que tiene Rogelio Funes Mori.

La gente pide a gritos que River le compre el pase. Mientras, él se encarga de demostrar por qué se ganó el cariño de la hinchada con apenas un par de partidos con la camiseta millonaria.

Imagen: Nicolás Aboaf