El Rey no tiene la corona

Las lesiones y los problemas familiares hicieron que Trezeguet baje su rendimiento y, en consecuencia, su promedio de gol. De titular indiscutido a cuestionado. Y con una lesión que no le permite jugar. ¿Se viene un 2013 sin David?

El presente encuentra a David Trezeguet fuera del verde césped, recuperándose de una ruptura tendinosa del tobillo derecho y de una crónica lesión en la rodilla izquierda. El quirófano lo espera, pero por ahora lo evitó. Sin embargo, su futuro es aún más incierto. En la previa del Superclásico, su representante, Antonio Caliendo, declaró que la próxima temporada podría volver al fútbol europeo. ¿River lo extrañará si es que toma la decisión de irse? Vale una aclaración: el francés tiene contrato hasta diciembre de 2013.

Lo cierto es que la frialdad de los números lo condenan: en el último semestre, Trezeguet disputó 21 partidos (16 de titular), entre B Nacional y Copa Argentina, convirtiendo 13 goles.

Además de los dobletes ante Defensa y Justicia, Ferro, Atlético Tucumán y Almirante Brown, se anotó en el marcador en las victorias ante Independiente Rivadavia de Mendoza, Desamparados, Deportivo Merlo, Instituto, Gimnasia de Jujuy y Quilmes, este último por la Copa Argentina.

En Primera, el delantero estuvo presente en 9 encuentros, convirtiendo solamente un tanto en el empate 3-3 ante Newell’s.

Sin embargo, no todo es culpa de David, sino que el nivel del equipo tampoco acompaña. En la segunda mitad de la B Nacional, River perdió solamente dos partidos (ante Atlanta y Patronato), mientras que desde el regreso a Primera perdió el doble (Belgrano, Vélez, Racing y Quilmes).

Además, en el ascenso, River no perdió cada vez que Trezeguet anotó, consiguiendo 9 victorias y un empate. En el Torneo Inicial, David no anotó en ninguna de las tres derrotas en las que participó.

Por último, los problemas familiares y sus constantes viajes a Europa dificultan la concentración en lo futbolístico, lo que se ve agravado por la lesión que lo marginó del último encuentro y que tampoco le permitirá disputar los partidos ante Unión y Atlético Rafaela. Y que posiblemente lo dejen afuera hasta el año que viene. Si es que no se marcha, claro…

El 2013 traerá algunas despedidas del mundo River, entre las cuales puede aparecer la de David Trezeguet, el Rey que ya no tiene la corona.