Pelado, poné a Lanzini de enganche

La baja de Ponzio, las pocas variantes y un rival en picada como Unión, abren la puerta al 10, siempre utilizado por las bandas, para ser titular nuevamente. 

La expulsión de Leonardo Ponzio es un drama. Desde lo futbolístico, River pierde mucho. Muchísimo. Pero basta de lamentos y a pensar cómo reemplazarlo. Si quiere hacer figurita por figurita, a Almeyda no le sobran variantes. El único volante central es Cristian Ledesma, Aguirre está lesionado. Acevedo está colgado y el resto son pibes.  Una alternativa es cerrar a Ariel Rojas y que el Keko Villalva vaya por afuera. Pero llegó la hora de Lanzini de enganche. Pelado, aunque sea una vez, pónelo al de Padua ahí, delante del 5 y detrás de los delanteros.

Lanzini comenzó el torneo como titular. Duró las primeras cuatro fechas y luego perdió su lugar. Recién volvió a la titularidad con Quilmes, pero por una gripe de Aguirre. En el medio entró de a ratos y pasó a estar afuera de la lista de concentrados. Sacando un rato del 3-2 con Tigre y un puñado de minutos ante Newell´s, Lanzini no jugó nunca de enganche.

Unión, rival en caída que hace 17 partidos que no gana, se presenta como la chance ideal para que Almeyda lo utilice delante de Sánchez, Cirigliano y Rojas, y detrás de la línea de los delanteros, sean éstos Mora y Rogelio Funes Mori o el uruguayo y Luna.

“Yo todavía no lo veo para que sea el enganche de River”, afirmó Almeyda varias veces. ¿Ahora pensará lo mismo? Pelado, es la hora de Lanzini.