Mejor no hablar

Matías Almeyda no brindó la habitual conferencia post-partido. Lo hará recién mañana luego del entrenamiento de River, que será a las 16, en Ezeiza.

River volvió a mostrar su peor cara. El nivel del equipo fue de los más flojos del campeonato y aunque todos esperaban por las declaraciones de Almeyda, deberán esperar para escuchar al DT.

El entrenador decidió no hablar con la prensa después del partido. ¿Motivos? El DT quedó muy golpeado por la muerte de su prima y no estaba de ánimo para enfrentar a la prensa. Mañana, River vuelve a los entrenamientos a las 16, en el predio de Ezeiza, y recién ahí el Pelado hablará del encuentro de esta noche.

Después del nivel mostrado por el equipo, queda claro que sus palabras van a ser más que esperadas por los hinchas.

Imagen: archivo Pasión Monumental