¿Adiós Livepass?

Omar Solassi confirmó que el viernes 2 de noviembre termina el pedido de canje de parte del Gobierno de la Ciudad. Igualmente, aunque sea venza una probation, lo que pasó en el Superclásico podría jugarle en contra a River.

Todo tiene un final, todo termina… Tras el caótico canje de entradas para el Superclásico, el vicepresidente segundo, Omar Solassi, reveló que desde el 2 de noviembre la secretaría de Seguridad del Gobierno de la Ciudad dejará de pedir la reserva previa de los tickets.

De esta manera, el del domingo habría sido el último canje que el socio de River deba realizar, por lo que en la próxima fecha de local, ante Unión, aquellos que abonen la cuota mes a mes se encontrarían en condiciones de ingresar a las tribunas mostrando su carnet.

¿Por qué termina? El 2/11 vence la probation que pesa sobre el club por el delito de “exceso de capacidad” en aquel partido con Belgrano por la promoción. Ojo: los dichos de Solassi se podrían ver alterados si se comprueba connivencia dirigencial en los hechos del pasado domingo. En el Superclásico, la Unidad Fiscal Norte labró un acta contravencional por haber hallado diferentes elementos en un depósito la tribuna Sívori alta: pirotecnia (prohibida por el Ministerio de Seguridad), bombas de humo, globos con la inscripción Clarín Miente. También en la Centenario, donde fueron los hinchas de Boca, se encontraron pintadas racistas (“bolivianos”, “paraguayos”, “cerdos”) y se preguntan cómo ingresó el chancho que se mostró en el entretiempo.

Si bien esto es harina de otro costal, los antecedentes que tiene River le podrían jugar en contra para que se termine el canje que tanto fastidia a los hinchas.  Se se comprueba que hubo complicidad de Passarella y compañía en los hechos citados, la probation hasta podría revocarse y convertirse en penas de prisión. Por eso, más allá del anuncio de Solassi, que no deja de tener un halo de realidad, en Núñez son cautos. Muy cautos.

Cabe recordar que Daniel Mancusi (integrante del consejo de fútbol) adelantó que la dirigencia está haciendo todo lo posible para que habiliten el Monumental en forma permanente, con el fin de que los hinchas puedan volver a ocupar los 60 mil lugares disponibles.