“Me voy con una amargura enorme”

Matías Almeyda habló después del partido y expresó su bronca por el agónico empate de Boca. Igual, chicaneó al eterno rival: “Nunca festejé empates”, dijo.

Todavía cuesta entenderlo. River pasó del triunfo asegurado, de la fiesta completa, a un panorama de empates que saben a derrota, tristeza en las tribunas, lesionados. Todo en una sola tarde. Y el técnico no ocultó su dolor por el resultado.

“Me voy con la sensación de una amargura enorme. Por cómo se dio el partido, por las lesiones de los jugadores. Igual, más allá de eso, en el desarrollo se hizo un buen primer tiempo, River se puso en ventaja, llegó al 2-0. Estaba prácticamente terminado”, declaró el DT.

“El resultado no fue justo. Por lo que produjo el equipo, por la concentración durante 91 minutos y medio. Quisimos llegar al tercer gol, fuimos al ataque y nos agarraron de contragolpe. Estaba cerrado, era para tener la pelota y no supimos hacerlo. River pudo haber convertido más goles. La verdad, es una lástima”, agregó.

Por último, dejó en claro que a pesar de las circunstancias, el resultado fue un empate y no una caída para el plantel: “Nos vamos empatando, no derrotados. Hay que vivir la realidad, los dos equipos se llevan un punto”, y aprovechó para tirarle un palito a los de enfrente: “Los empates nunca los festejé”. Clarísimo.