El Superclásico volvería a Mardel

River y Boca están negociando para regresar a la Feliz en el próximo verano. ¿Se cae Chaco?

El verano pasado, en una decisión con una total falta de compromiso de los organismos de seguridad, el Superclásico dejó de jugarse en Mar del Plata. Con River en el ascenso, se temía por enfrentamientos posteriores a las cargadas. Por eso, como si la violencia solo perteneciera a algunos lugares del país,  se optó por jugar un clásico en Mendoza y otro en Chaco. Ahora parece que todo vuelve a Mardel.

River y Boca están negociando para regresar a la Feliz en el próximo verano. Las charlas con los dueños de los derechos de televisión están avanzados y apenas restaría una firma que rubrique el acuerdo.

De esta manera, el interrogante es si seguirá utilizándose la sede de Chaco, quien tenía todo avanzado para seguir albergando a los rivales de toda la vida. Pero restó puntos luego del papelón en el Superclásico de las Américas entre Argentina y Brasil, cuando se cortó la luz. Mendoza también está en la pelea por quedarse con el otro amistoso del verano.