Un recibimiento para la historia

Vuelve el Superclásico y River va a mandar en las tribunas. Se está preparando un gran cotillón, con banderas, papelitos y sorpresas.

“Podemos esperar un gran recibimiento. Debemos aprovechar el apoyo de la gente”. Leonardo Ponzio conoce lo que es jugar un Superclásico y que se le ponga la piel de gallina cuando el Monumental ruge al ver emerger al equipo desde el túnel. Y así se conmoverá el domingo, minutos antes de las 15.30, cuando los de Almeyda salten a jugarle a Boca. Porque te está preparando un recibimiento histórico.

“Contra Boca, la fiesta la hacemos entre todos”, dice el mail oficial del club. Pero la movida comenzó muchos antes, por la organización de diferentes movimientos riverplatenses que tuvieron una idea ingeniosa. Lo bueno es que el club acompañe. ¿Cuál es la movida? El objetivo es que cada hincha vaya al Monumental con una bandera de 2×1. El caño tiene que ser de PVC, con no más de un metro y medio de largo. También se puede acercar papel de diario (empaquetado): se juntará durante toda la semana en el estacionamiento interno. También habrá globos tubulares y mosaicos en las plateas laterales altas.

Además, se rumorea que habrá sorpresa. Se sospecha que el diminuto grupo que ocupará la Centenario (4.500 hinchas de Boca) recordarán el paso de River por el ascenso. Entonces, para contrarrestar eso, hay otras movidas que están guardadas bajo siete llaves. Que se develarán el domingo. En un recibimiento para la historia.