Trezeguet se dobla pero no se quiebra

El vuelo que lo traía de Francia se canceló, aunque consiguió otro avión y mañana estará entrenándose con sus compañeros. Almeyda lo espera con los brazos abiertos para ponerlo contra Boca. 

¿Por qué a River le pasan estas cosas? Parece increíble, pero es real. David Trezeguet tenía previsto volver de Francia el jueves, a las 7.55, en el vuelo 418 de Air France. Luego de tres días en Mónaco para solucionar un tema personal, con la compañía del PF Guido Bonini para no perder ritmo y recuperarse de una lesión, el galo ya iba a estar a las ordenes de Almeyda para el entrenamiento de la tarde. Pero…

Actualmente, la ruta París-Buenos Aires está cancelada. El vuelo se reprogramó y llega el viernes a la misma hora. Entonces, a Trezeguet le surgieron algunas variantes. 1) tomarse un charter hasta Madrid y 2) conseguir un vuelo a Roma. Tomó la primera luego de subirse a un auto conectando Mónaco con Niza y de ahí voló a la capital española. Así llegará mañana las 7.50 por Iberia a Ezeiza, ahí donde Almeyda lo espera con los brazos abiertos para ponerlo de titular contra Boca.

Mientras, el delantero tuvo hoy su audiencia de divorcio y pudo hacer una nueva sesión de entrenamientos, el último antes de pegar -por fin- la ansiada vuelta.