La fiesta no es de todos

River evalúa no vender entradas para no socios por la alta demanda para el Superclásico. Fallas en la comunicación y puro caos en la previa de un partido esperado por millones de hinchas. 

“La venta de entradas programada para hoy fue suspendida momentáneamente porque, ante la demanda récord, se evalúa NO vender a NO socios”. Así fue el anuncio oficial a través de la cuenta de Twitter, tras una pobre estrategia comunicacional.

Lo cierto es que ayer a la noche había trascendido que las plateas San Martín y Belgrano medias y bajas, a 800 pesos y que iban a salir a la venta hoy (miércoles), comenzarían a ser expendidas el viernes. La realidad es que el panorama cambió y es todo incierto, ya que el club no las vendería. Desprolijo.

Es más: hoy muchos hinchas y socios (el ticket les costaba 350 pesos en esas tribunas) fueron al Monumental a comprar el boleto para el Superclásico. Claro, esa gente ni siquiera se enteró del rumor de ayer, ya que se quedaron con la primera versión oficial. Versión que no fue rectificada. Y que hizo que muchos fanáticos fueran hasta Núñez asumiendo riesgos con sus horarios de trabajos y con sus familias. Aquellos apostados sobre la vereda de Figueroa Alcorta, a metros de las ventanillas, estallaron de fastidio. Y con mucha razón.