River ganó un partido vital

Por la penúltima fecha de la Liga A1 de Capital Federal, River derrotó a Ciudad de Buenos Aires por 73 a 61. El marcador final reflejó el muy buen partido realizado por el conjunto dirigido por Roberto Santin, que enfrentó a un rival duro y efectivo.

En un partido que no permitía distracciones, donde la concentración y la velocidad en las jugadas fue de lo más destacado del encuentro, River derrotó como local a Ciudad de Buenos Aires por 73-61. El trámite del juego fue muy parejo, aunque con muchas faltas.

El primer tiempo fue muy atractivo, debido a que los dos equipos se dedicaron de lleno a utilizar sus mejores recursos en equipo. El Millonario se asoció muy bien de manera colectiva y hasta compitió de igual a igual con el visitante en la calidad de sus remates a triples, lo que hizo posible que los marcadores fuesen muy parejos.

Tras terminar con dos ajustados parciales, el primero 17-16 a favor del Millonario y el segundo en 33-32 a favor del visitante. La segunda mitad ofreció un juego chato, los nervios se apoderaron de Ciudad, las infracciones fueron demasiado frecuentes y fue ahí donde comenzó a tomar un peligroso protagonismo el juez del partido.

Pese a las reiteradas faltas, el equipo conducido por Roberto Santin no perdió el eje del partido, no obstante desistió de ingresar en demasía al dialogo con el árbitro y continúo con su juego que contó con la eficacia de Federico Veggetti y Francisco Lagarrigue sobre el final, sumado al juego de conducción que aportaron los chicos Agustín Bajz, Lucas Diorio y la experiencia de Guillermo Crespo. Entre todos ellos consumaron un triunfo vital, para ingresar en los cuartos de final, de Liga A1 Metropolitana de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

El próximo viernes, a partir de las 21. River visitará al siempre difícil Huracán de San Justo, con el objetivo de ganar, esperar una serie de resultados para meterse dentro de los primeros cuatro equipos clasificados a los cuartos de final.

Por Roberto Blanco