Reunión breve y despoblada

La séptima reunión de Comisión Directiva del año duró solamente 15 minutos y no se pudieron votar las condiciones económicas de los contratos de Manuel Lanzini y Diego Martínez por falta de presentes. Ay…

No son habituales las reuniones de Comisión Directiva en River. A pesar de lo que marca el estatuto (deberían hacerse cada quince días), la de esta tarde recién fue la séptima en el año. Debieron hacerse veinte…

Aunque el comienzo estaba pautado para las 18, arrancó 50 minutos más tarde y se dio por finalizada a las 19,05. Sí, duró solamente un cuarto de hora.

Es que los temas a tratar no eran extensos. Y si a eso se le suma que no había el mínimo de asistencia para discutir algunos tópicos, irremediablemente sería más corta.

Eso fue lo que pasó cuando se iba a hablar de los contratos de Manuel Lanzini y Diego Martínez. Debían reconsiderarse las condiciones económicas de los sueldos de ambos jugadores para la actual temporada, y considerarse los de la 2013/14 y 2014/15 (en el caso de Lanzini, por la extensión de su contrato). Sin embargo, no se pudo votar porque se necesitaba un mínimo de 25 personas para decidir lo del mediapunta, y 20 para el defensor, y la concurrencia no fue suficiente. Por lo tanto, ambos temas quedarán para la próxima reunión que, tal como viene ocurriendo, no se sabe cuándo será.

Un tema importante que se tocó por arriba es quién será el representante de River ante la UIF (Unidad de Información Financiera), que controla el lavado de dinero en los clubes de fútbol. La minoría, a través de Jorge Sonzogni, pidió una copia del manual que contiene los puntos a respetar. El hombre de River ante el organismo, si bien no fue confirmado en la reunión, sería Carlos Sardi, prosecretario del club. Lo desprolijo es que Sardi es jubilado y no está alcanzado por la ley penal. Pero lo van a nombrar igual.

Por Matías Navarro García