¿River puede salir campeón?

Debate interno en Pasión Monumental. Tras dos victorias al hilo, la pregunta nació tras analizar que no existe un candidatazo ni un equipo que marque diferencias grandes con el resto. VOTA EN LA ENCUESTA.

SI

En el mediocre fútbol argentino, puede pasar de todo. Con respeto: hoy sale campeón cualquiera. Agarrás una buena racha y desfilás. Y a los seis meses podés pelear abajo. El archivo reciente así lo indica. No hace mucho (más de 4 años) le pasó a River. De campeón a último, con un equipo que no quedó en la historia por su juego. Banfield, Lanús, Argentinos y Arsenal también festejaron y luego se desarmaron. Entonces, ¿por qué River no puede dar la vuelta?

Ya ganó dos partidos. Hizo nueve goles y no le metieron ninguno. Almeyda, más allá de los gustos, parece haber encontrado un estilo de juego que le está dando buenos resultados. Si la racha sigue, porqué no ilusionarse. Es cierto: Newell´s está a siete puntos y no se cae. Encima, River ya jugó el mano a mano con la Lepra, en aquel 3-3 que nos ilusionó a todos. Era otro River. Más inestable. Puro vértigo arriba. Pura inseguridad atrás. Ahora cambió.

El equipo de Almeyda es menos que Vélez, Newell´s, Belgrano, equipos que le hacen honor a la palabra. Pero es River. Quién te dice…

Por Leandro Buonsante

NO

Hay que bajar un cambio. Pensar que antes de las últimas goleadas River era lo peor del país es casi tan ridículo como creer que ahora es un equipo temible. Dos triunfos no son sinónimo de regularidad.

El poco atractivo planteo de Almeyda brindó efectividad, es innegable. Pero la memoria no debe fallar a la hora de recordar que se pasó de un nivel superlativo ante Newell’s a sentir vergüenza futbolística ante Vélez. River es eso. Y hace mucho tiempo.

Es sano que este plantel piense en lo más alto. Mal le fue cuando se intentó sacar puntitos inteligentes. Pero hay que ser cautos. Ir partido a partido, siempre con la intención de ganar, y el tiempo dirá. Hoy es absurdo imaginar a River puntero.

Porque dentro de la mediocridad el fútbol argentino, hay equipos y técnicos que merecen respeto. Que sí consiguieron regularidad. Que sí repiten equipo desde el inicio del torneo. Y que ya sacaron ventaja. Si bien 7 puntos no son inalcanzables, es la misma cantidad que los equipos que están por encima del Millo en la tabla. La solidez de Newell’s, la remontada de Vélez y Racing complican el panorama. Difícil pensar que todos se van a caer.

Que esta amnesia temporal que invade al mundo River no nos haga olvidar que hace dos semanas Almeyda estaba en la cuerda floja y a punto de dejar su puesto. Bienvenido sea que estas goleadas sean el puntapié necesario para que la situación comience a mejorar. Pero para pelear el torneo, ya es tarde.

Por Antonella Valderrey