Es difícil que siga Trezeguet

David volvió a referirse a su futuro en River. “Voy a tener que viajar más seguido a Europa”, avisó. Las razones de una salida anticipada.

Es la sensación que flota en el ambiente, sobre todo porque él abrió la puerta de par en par luego del 5-0 con Godoy Cruz. En el medio de la euforia, David Trezeguet fue claro: “En diciembre decidiré si sigo o no”. Su reciente divorcio, algo que además le provoca estar lejos de sus hijos, lo llevaría a irse de River cuando aún le quedan dos años de contrato. Es una sensación apenas. Pero es difícil que el francés siga. Muy difícil.

Escucharlo en Espn para hablar de fútbol queda eclipsado cuando toca el tema de su futuro. Afirma que “no tengo nada que esconder” y que el lunes, en la charla que tuvo con Passarella a la luz de todos sentados en el banco de suplentes del Monumental, “ni hablamos de mí”.

Pero la sensación está ahí, al alcance de la mano. Trezeguet ya avisó que “vivo una situación familiar complicada y el hecho de tener que viajar más seguido a Europa hace que tenga que analizar mi futuro. En diciembre tomaré una decisión, que será bien meditada”, sentenció. El galo, como pasó luego del 0-1 ante Racing, tendrá que tomarse un avión dentro de un par de semanas. Así, se descuenta que se perderá al menos un partido del equipo de Almeyda. ¿Cuál? Justo debe tomarse un avión en la semana previa al Superclásico, aunque sus abogados están moviéndose para estirar una nueva audiencia para noviembre. Sí se entiende, por la lógica trezeguista, que cuando no se entrena normalmente prefiere quedarse afuera de los partidos. Así ocurrió en la víspera del 4-0 ante Arsenal.

Se insiste: la sensación está. Pero la información se encargó de soltarla él ante el estupor de todo el mundo River. Un River que, según David, “se hace cada vez mas sólido con o sin mi presencia, y eso me pone muy contento”. Con o sin mi presencia…

“Vine con el objetivo de volver a Primera y saber lo que era ponerse esta camiseta”, va cerrando. Su espina es Boca. Aún le duele haberse lesionado en el verano de Mendoza. Quiere estar el 28 de este mes. Quedar en la historia: “Estoy esperando el Superclásico con mucha ansiedad. Como jugador y como hincha quiero ganarlo”. La sensación, perdón por la insistencia, es que Trezeguet prepara la despedida.

Por Leandro Buonsante

Imagen:  Nicolás Aboaf