Passarella presenció el entrenamiento

El presidente estuvo en el Monumental durante la primera práctica del plantel luego de la goleada ante Godoy Cruz.

Las aguas están calmas por Núñez. Las goleadas de las últimas fechas pusieron paños fríos a una situación que había empezado a tomar calor y que tuvo su punto máximo el día del famoso monólogo del Kaiser.

Por eso, Passarella, que ahora disfruta de la tan ansiada tranquilidad en los pasillos del Monumental, aprovecha para aparecer en escena. Ayer formó parte de los festejos de los hinchas por el récord de la bandera más larga del mundo y hoy acompañó al plantel en la vuelta a los entrenamientos.

Bajo la lluvia, acompañado por Diego Turnes, charló con el cuerpo técnico y con David Trezeguet, quien también pasó parte de la práctica sentado junto con los dirigentes en el banco de suplentes.

Por el momento todo marcha bien por Núñez y el presidente, luego de tantas ausencias, aprovecha para decir presente.