Celebración histórica

Una multitud de hinchas de River recorrieron las calles de Buenos Aires transportando el enorme trapo de 7.829, 74 metros. Se estima una presencia cercana a las 100 mil personas. 

Puso primera. Ni el día gris los tiró para atrás. El pueblo riverplatense camina orgulloso por la Ciudad. Hay que mostrarle al mundo la bandera más larga. Por eso, desde bien temprano, los fanáticos comenzaron a llegar a Tagle y Figueroa Alcorta donde se exhibió una réplica exacta de la puerta del viejo estadio.

Con mucho orden, pasadas las 10 arribó el camión con la bandera. Al grito de “soy de River”, el trapo comenzó a bajar con mucho cuidado. Unos fuertes precintos cuidaban que se desplegara, ya que eso harán los hinchas con sus propias manos.

Si bien en un principio se dijo que se necesitaban 8.000 personas para llevar la bandera hasta la puerta del Monumental, la cifra se habría elevado a 100 mil. Impresionante.

Hasta la fachada de Canal 7 se vio copada por diferentes banderas de River que habitualmente se ven en los estadios donde juegue el equipo.

La caminata duró más de dos horas hasta llegar al estadio. Padres e hijos. Abuelos. Familias enteras. Grupos de jóvenes un poco entonados por el alcohol y la resaca del feriado. Todos unidos en una jornada histórica.

Minutos después de las 16, la enorme multitud arribó al Monumental, donde ocuparon todas las tribunas. Si bien estaban habilitadas la Centenario y la Belgrano en su totalidad más la Sívori media y baja, finalmente se copó todo. Como si fuera un Superclásico o una final de Copa. Y se desató una fiesta. La fiesta más larga.

¿Qué se hará con los metros de tela? Según confiaron integrantes del FAL será repartida entre las 197 filiales que tiene el club en todo el mundo.

Por Sebastián Leanza

Imágenes: Nicolás Aboaf